viernes, 29 de julio de 2011

Viernes Llegando del Norte

Pfarrer mit gelbem Sonnenschirm in felsiger Landschaft stehend, de Johann Georg Grim. No sé la fecha en que fue pintado, pero tuvo que ser entre 1867 y 1887.

Avanzamos hacia el Parque de Santa Elena y hace un calor de muerte, no puedo tener mucho rato encendido el portátil. Estamos ya muy cerca, pero vamos muy lentos porque nos hemos topado con más peregrinos y hemos tenido que reducir velocidad y a veces cuesta mucho adelantar los diversos grupos. La gente va en toda clase de vehículos: camionetas, motos, coches, bicis... y a pie, claro. Muchísima gente va a pie, porque ya no tienen gasolina, ni otro modo de avanzar, pero quieren llegar al punto de encuentro.

Hay grupos descansando, a ambos lados de la carretera. Entre ellos, vi un sacerdote protegiéndose del sol con un paraguas, en una estampa semejante a la de este cuadro.

Estaba buscando en Google maps a ver si todavía funcionaba algo de eso y podía visualizar el punto en el que se está reuniendo toda esta gente, cuando he leído el mensaje de Andy. Eso me ha llevado a mirar también en el blog de Hidalgocinis y el de Brau, y he avisado a Rolando, que ha empezado a pegar bocinazos como loco y a adelantar vehículos y gente, saliéndose cuando le era posible de la carretera. Y eso que, por aquí es peligroso arriesgarse a algo así. Te pongo una foto que había encontrado antes de todo este lío, para que te hagas una idea clara del lugar, el Parque Natural de Santa Elena, en Despeñaperros. Y eso que no es de los tramos más complicados:
Ni te imaginas cómo me he tirado de los pelos. ¡Mira que suelo revisar otros blogs siempre, lo primero que hago, nada más encender el portátil! Y suelo encenderlo bastante pronto, la verdad. Pero hoy hacía demasiado calor, y luego quería acabar rápido y dar una cabezada y... Bah, no tiene sentido lamentarse.

"10 km al Norte por la carretera dirección Madrid", decía Andy en su blog, el más específico de todos. Al parecer, Lucrecia y Lorena (la ex esposa y la hija de No-Faustino) se han despeñado con el coche, normal en este sitio terrible, aunque Hidalgocinis sugiere que no ha sido un simple accidente. Andy y No-Faustino (me cuesta pensar en él como Rodrigo, tiene tela que se llame como el Cid Campeador) estaban bajando por las peñas, a rescatarlas, Brau se ha quedado en un coche y habla de monjes tibetanos avanzando por el mundo del Nuiz y de algo que le ha seguido o no sé...

En todo caso, Rolando ha hecho prodigios para avanzar el trecho que nos separaba, usando su poder para apartar obstáculos de vez en cuando e, incluso, para salvar la vida de unas mujeres, en una ocasión. Por suerte, no estábamos lejos, ya. Hemos visto un vehículo aparcado a un lado, una ranchera, así que he supuesto que era la de Brau. Los otros debían estar cerca, buscando entre las peñas, si no entendí mal. Rolando frenó en seco y saltó del Hummer.

Al ver que iba a seguirle me dijo que me quedase aquí, con Enrique, que le esperásemos. Que no saliésemos siquiera del coche.

Pero creo que voy a ir tras él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada